Quirúrgico Anum perforado

Quirúrgico Anum perforado

 

El ano imperforado es un defecto congénito (presente al nacer) en el cual hay ausencia u obstrucción del orificio anal. El ano es la abertura hacia el recto a través de la cual las heces salen del cuerpo.

El tratamiento quirúrgico de los infantes con un ano imperforado depende de la gravedad de la condición. Un ano imperforado bajo puede ser reparado durante el período de recién nacido mediante un procedimiento llamado anaplastia perineal. Por lo general, con un ano imperforado alto, se hace una colostomía (para desviar el paso de las heces). Por lo tanto, al infante con una lesión alta se le da tiempo para crecer hasta que se pueda hacer una reparación definitiva mediante una operación de desplazamiento (en la cual el recto es “jalado hacia abajo” y suturado en una abertura anal nueva en el perineo).

Esta cirugía prevista para el momento de mayor edad del infante, entre los 2 y 5 años, es la que nos proponemos resolver, atendiendo un universo de niños que actualmente padecen los estragos físicos y sociales de su situación, que no les permite desarrollarse de una manera idónea con el consecuente deterioro de su calidad de vida. La intervención consiste en restablecer el tránsito intestinal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.